langile heriotza

Muere un joven de Araia por accidente laboral. ¡STOP a la PRECARIEDAD y a la SINIESTRALIDAD LABORAL!

El Consejo de la Juventud de Euskadi (EGK) ha condenado hoy la muerte por accidente laboral de un trabajador de 21 años en la fábrica de helados de la multinacional Nestlé en Araia (la antigua Miko). Ante este siniestro ocurrido ayer por la tarde, que eleva a siete las muertes por accidente laboral en Álava, la plataforma de asociaciones juveniles ha denunciado que “una vez más, la víctima es una persona joven”. En este sentido, ha vuelto a señalar que las y los trabajadores de entre 16 y 34 años sufren el doble de probabilidades de sufrir un siniestro laboral (4,17% frente al 2,2% de media, según los últimos datos de OSALAN). Tal y como explica, “estas escalofriantes cifras de siniestralidad laboral juvenil están estrechamente ligadas a la precariedad laboral y los ritmos de trabajo a los que se enfrentan las y los trabajadores y, en especial, la juventud.

Ante este escenario, EGK ha exigido a la Administración que “haga cumplir la reglamentación en materia de seguridad laboral”. Además, ha demandado que se adopten las siguientes medidas:

• Reducción de jornada laboral.
• Mayor inspección y control sobre las fórmulas excepcionales de contratación.
• Mayor implicación por parte de Osakidetza en detección y tratamiento de enfermedades laborales.
• Puesta en marcha de medidas de desintensificación del trabajo dentro de las empresas.
• Implantación de mecanismos de control para que exista un equilibrio entre la calificación demandada para cubrir un puesto y la necesaria para desarrollarlo.
• Limitación de la temporalidad y la subcontratación.
• Reconocimiento y regulación de los cuidados.
• Puesta en marcha de medidas para acabar con las horas extra.
• Implantación de medidas para conciliar estudios superiores con empleo de una manera sostenible.
• Fomento por parte de las empresas de la participación laboral y sindical de las personas jóvenes, generando condiciones y ofreciendo medios para ello.
• Participación de la empresa en la formación que beneficie al puesto, asumiendo para ello los medios necesarios (tiempo y dinero).
• Regularización de la capacidad de negociación de los/as trabajadores/as en el sistema de contratación.
• Fomento de contratos de relevo / sustitución.

Por su parte, el Consejo de la Juventud de Euskadi ha expresado su compromiso en seguir denunciando la precariedad laboral que viven las y los jóvenes y en articular una voz social que promueva el fin de los siniestros laborales.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu email no se publicará. Los campos con * no pueden quedar vacíos.